11. Antiguo balneario, casas de baño y merenderos

11. Antiguo balneario, casas de baño y merenderos
11.-Antiguo-balneario

11. Antiguo balneario, casas de baño y merenderos.

La playa del Cabanyal era lugar de trabajo, junto a ésta estaba el antiguo Balneario de las Arenas. Al balneario acudían huéspedes por recomendación médica, para descansar o curarse con baños de mar, o la élite de la burguesía valenciana a pasar el verano. El Balneario de las Arenas fue un reclamo de visitantes a la ciudad de València, así como la Piscina y su conocido trampolín.

Pasada la guerra y hasta finales del siglo XX, el antiguo balneario fue lugar de ocio donde pasaban el día muchos valencianos cuando iban a la playa; por la mañana se tomaba el baño y por la tarde se disfrutaba de concursos, cine, baile, etc.

Con la prohibición de la pesca del bou, o para tener una fuente de ingresos diferente, algunos
pescadores reconvirtieron su actividad pesquera en hostelera dando lugar a las casas de baño que se montaban en la temporada de verano y donde se alquilaban toallas y bañadores.

Con la llegada de más veraneantes las casas de baño se convirtieron en merenderos situados sobre la playa, que igualmente funcionaban en verano y se desmontaban en invierno. Muchos de los propietarios eran familias del distrito. Los merenderos estaban a ambos lados de la “acequia del Gas”, hoy Avenida del Mediterráneo, siempre respetando los terreros de construcción de calafates. Aquellas sencillas instalaciones ofrecían una sombra agradable gracias al techo de cañizo. Las mesas eran de madera y las sillas tenían el nombre del establecimiento. Lo típico era ir a almorzar o cenar y tomar clóchinas, tellinas, caracoles, capellanes, pulpo, ensalada, etc., y como no paella, con sangría o porrón de vino.

En la playa de las Arenas, junto al antiguo Balneario de Las Arenas, estaban los restaurantes, también tenían sombraje y algunos guardarropa, duchas o alquiler de bañadores. Los más populares eran: La Paz, Monkili, La Perla, La Muñeca, Aznar… cada uno tenía un color para diferenciarlo.

Con la construcción del paseo marítimo, algunos de estos merenderos se reconvirtieron en restaurantes formando parte de este. Algunos de ellos mantuvieron el mismo nombre, como La Pepica, La Marcelina, Monkili…, o en la Malvarrosa: El Bobo, la Murciana, El Trompo, Los Ángeles, La Alegría de la Huerta, Casa Isabel… (Yolanda Damiá i Pep Martorell, 2013. Pessics del Marítim).

Dirección

Avenida Neptuno, 32, 46011 València